San Vicente y Las Granadinas: Declaración del III seminario África, Caribe y América latina

SCCPE (Kingstown, San Vicente y Las Granadinas 01.12.2011 / Aporte: Diógenes Díaz) -Considerando que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró al 2011 como Año Internacional de la Afrodescendencia, 

san-vicente-granadinas.gif

Atentos ante las nuevas realidades políticas de África y sus implicaciones sobre el proceso de consolidación de la Unión Africana, 

Preocupados por las impactos negativos que el derrocamiento del gobierno de Libia está ejerciendo sobre los procesos de cooperación iniciados en la última década entre las naciones de África y América Latina y el Caribe, 

Teniendo presente el importante progreso histórico que significa la próxima creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños CELAC, 

En vista de avances logrados con los procesos de integración representados por CARICOM, OECO y AEC, 

Solidarios con los pueblos y los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe enfrentados a las políticas imperialistas y colonialistas de Estados Unidos y sus aliados europeos, 

Solidarios con las luchas de los movimientos sociales y étnicos en defensa de la diversidad lingüística y cultural, 

Conscientes de las amenazas y desafíos que implica para los pueblos latinoamericanos y caribeños la crisis sistémica por la que atraviesa el capitalismo global, 

Nosotras y nosotros, voceros de diversos movimientos sociales, organizaciones populares e instituciones académicas de Barbados, Dominica, Haití, Honduras, Puerto Rico, San Vicente y las Granadinas, Venezuela y otras naciones del Caribe, proponemos en el marco de este III Seminario Internacional: 

Trabajar en favor del proceso de construcción de la unidad entre los pueblos afrodescendientes de América Latina y el Caribe. 

Exhortar a la CELAC para que asuma, entre sus principios constitutivos fundamentales, una posición firme en contra del colonialismo y el neocolonialismo, y a favor de la independencia y la soberanía de los pueblos del Caribe todavía sometidos al yugo colonial. 

Exigir a las potencias colonialistas la reparación económica del daño histórico causado a los pueblos afrodescendientes sometidos al oprobioso proceso de la esclavización. 

Demandar a Francia la devolución de los recursos extraídos ilegalmente durante décadas al pueblo haitiano, por la deuda impuesta a ese país en retaliación por la independencia y la supresión de la esclavitud, así como solicitar a la CELAC la creación de un Fondo de Ayuda Solidaria para el pueblo de Haití. 

Respaldar al gobierno de San Vicente y las Granadinas, presidido por el primer ministro Ralph Gonçalves, en la reclamación presentada ante al Asamblea General de la ONU para que el gobierno del Reino Unido repare los daños causados al pueblo Garífuna, al haberlo expulsado por la fuerza de su territorio ancestral. 

Reivindicar el derecho a la autodeterminación y la independencia nacional de Puerto Rico y las otras naciones del Caribe todavía sometidas al yugo de las potencias colonialistas. 

Exigir la libertad de los cinco héroes cubanos retenidos ilegalmente en los Estados Unidos y la extradición del terrorista Luis Posada Carriles a Venezuela. 

Proponer al ALBA la creación de un Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Afrodescendientes que contemple, entre sus áreas de atención prioritaria, la promoción de la investigación científica y humanística sobre la historia, la diversidad cultural y la dinámica sociopolítica del Caribe, África y América Latina; así como el reconocimiento del Creole como lengua oficial de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América. 

Exhortar al Consejo de los Movimientos Sociales del ALBA a que incorpore en su conformación la participación de los movimientos sociales de países no signatarios de la Alianza. 

Alertar sobre el peligro que acarrean, para la democracia y la paz mundial, el incremento de ideologías racistas y xenófobas, así como el activismo de organizaciones de extrema derecha, en el continente europeo. 

Condenar enérgicamente el papel cumplido por la OTAN en el bombardeo de la población civil de Libia y los planes de desestabilización del Estado sirio promovidos por los países imperialistas de Europa y los Estados Unidos, 

Respaldar la condena formulada por la Unión Africana contra la persecución y la matanza de las comunidades negras y los inmigrantes subsaharianos , llevada a cabo en Libia por los militantes de la CTN. 

Extender el mecanismo de cooperación América del Sur – África (ASA) a todas las naciones de América Latina y el Caribe, de tal modo que se redefina como mecanismo de cooperación América Latina y el Caribe –África (ALECA). 

Reconocer la labor comunicacional e informativa de Telesur y solicitar a  las autoridades de ese canal la apertura de la versión en inglés de su programación para los países anglófonos del Caribe y el continente africano. 

Desarrollar un plan informativo dirigido a los pueblos y movimientos sociales del Caribe anglófono para darles a conocer el alcance del ALBA y los nuevos mecanismos de cooperación establecidos en América Latina y el Caribe. 

Organizar un gran encuentro para profundizar el debate sobre la diversidad cultural constitutiva de la identidad caribeña y el papel protagónico cumplido por los pueblos afrodescendientes, indígenas, asiáticos y de otras procedencias que lo integran. 

Agradecer al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y particularmente al Embajador de Venezuela en San Vicente y las Granadinas por la iniciativa asumida en la organización de este encuentro, 

Designar un grupo de trabajo para hacerle seguimiento y garantizar la continuidad de las tareas y propuestas recogidas en esta Declaración. 

 

En Kingstown a los veinticinco días del mes de noviembre del año dos mil once, firmamos:

Comentarios de este artículo en RSS

contador visitas gratis